La Excelencia de la Ceremonia: El Chaqué

El chaqué es histórico, considerado como el traje por excelencia de la moda masculina en todo el mundo, el símbolo inequivocable de elegancia para una boda clásica de ensueño.

El chaqué nació en Inglaterra en el siglo XIX, llevado por los jinetes o caballeros como prenda oficial; esta prenda fue usada, abierta por detrás, porque era muy cómoda para cabalgar.
Hoy el chaqué se utiliza exclusivamente para bodas que se celebran por la mañana. En inglés el chaqué se llama “Morning suit”, que literamente significa “Traje de mañana”, y su uso está unido a un protocolo “Morning Dress Code”, por ello quien elija este modelo, debería conocerlo. El protocolo establece que si el novio viste de chaqué, los familiares y amigos más cercanos, también deberán vestir de chaqué.

Hasta algunos años atrás, lo más común en las ceremonias tradicionales era el chaqué clásico diplomático: americana negra, pantalón de rayas gris y negro, chaleco diplomático combinado con corbata gris o plastrón, bastón y sombrero de copa. Sin embargo, el chaqué de los últimos años, ha cambiado y el novio tiene un campo mucho más amplio de coordinaciones y posibilidades donde elegir.

Un nuevo modo de entender el chaqué sería la coordinación monocolor (chaqueta, pantalón y chaleco), y esta elección no vincula a los familiares y amigos más cercanos extrictamente a vestir de chaqué; no es obligatorio usar bastón ni sombrero de copa y el plastrón o corbata, puede sustituirse con una corbata ancha de 10,5 cm o un ascot.

Los colores para un chaqué monocolor, pueden variar desde el clásico negro, hasta diversas tonalidades de grises y azules, pero la tendencia para la colección 2015 estará caracterizada por un chaqué nuevo: el chaqué en Príncipe de Gales, elegante y extravagante al mismo tiempo.

El chaleco es el accessorio que suele distinguir al novio de los invitados y también para el chaqué existen las mismas posibilidades de coordinación que hay con los otros modelos de trajes: chaleco recto con 5 botones, chaleco cruzado de sociedad o cruzado asimétrico. Y después de haber escogido el chaleco, tenemos que enriquecer el traje con los otros accessorios: cadena, gemelos, corbata o ascot, pañuelo, alfiler, etc.

El color del chaleco depende del gusto que queramos dar a la presentación general:

  • Chaleco diplomático para una ceremonia corservadora: negro con perfiles blancos
  • Ceremonia clásica con un toque de color: chaleco gris o blanco nacarado
  • Boda con un toque de color British: chaleco de colores más fuertes como el verde, el rojo, el azul, etc.
  • Para dar un toque de lujo y nobleza: chaleco en jacquard de pura seda
  • Ceremonia alternativa de gusto vintage: chaqueta negra con chaleco y pantalón “pied-poule” o Príncipe de Gales.

El siguiente accessorio a escoger después de las 3 piezas fundamentales del traje, es la camisa. La camisa para el chaqué debe ser de algodón “doppio ritorto”, satin liso, micro dibujos o un algodón satinado. El puño es casi siempre doble para poder llevar gemelos, uno de los accessorios más elegantes del “formal wear” masculino.

Si se quiere dar un toque de color, podemos decantarnos por una camisa en tonos pastel como el celeste o rosa, y coordinarla con cuellos blancos a contrasto. Los cuellos que se pueden utilizar para combinar una camisa con el chaqué son: wing o diplomático, para utilizar exclusivamente con plastrón clásico, o el cuello clásico para utilizar con corbata o ascot.

Por lo que concierne el ascot o la corbata, no hay límites de color, especialmente si el chaqué es monocolor; este accessorio es extremamente personal y la selección corresponde solamente al novio: monocolor, microdibujos, dibujos geométricos, rayas o paisley. La selección de la corbata muestra una gran parte de la personalidad de un hombre.

Un accessorio que todavía está muy presente, aunque muchos piensen que sea exclusivo en personas mayores, son los tirantes. A nivel de comodidad, sobretodo en los casos donde el hombre tenga estómago, los tirantes sirven para mantener el pantalón colocado en su sitio en todo momento y de ese modo, evitar esas arrugas tan antiestéticas que pueden formarse sobre el zapato. Hoy es un accessorio trendy reinterpretado en diferentes fantasías y colores.

Los zapatos más apropiados que se pueden coordinar con un chaqué son: el modelo Oxford de cuero negro es muy adapto para el chaqué clásico diplomático; el modelo Derby con hebilla lateral, es muy apropiado para el chaqué monocolor, y en este caso, también podemos coordinarlo en un todo marrón oscuro “testa di moro”. Son dos modelos de zapato extremamente elegantes y de gran calidad que representan el más puro estilo Gentleman. Un consejo muy útil: rayar un poco la suela de cuero antes del uso para evitar posibles resbalones.

Los accesorios como son el sombrero de copa y el bastón, no necesariamente obligatorios, derivan de la cultura inglesa. En Inglaterra suele llover y por esto los gentlemen suelen llevar siempre un sombrero y un paraguas en caso de lluvia improvisada: de aquí la transformación del sombrero de copa y del bastón en accessorios elegantes para el novio que lleva chaqué.

La colección Gentleman Ottavio Nuccio Gala tiene una gran gama de chaqués donde poder escoger, desde el clásico diplomático hasta el más moderno, con diferentes accesorios, tejidos de alta calidad y una confección al más puro estilo Gentleman 100% “Made in Italy”.


En las boutiques de Ottavio Nuccio Gala encontraremos un equipo de profesionales expertos en el sector, que sabrán guiar a los novios en el tradicional mundo sartorial y vestir al más puro estilo Gentleman.

Visita la página www.ottavionuccio.com para conocer todas las propuestas de la marca, todas ellas disponibles en sus boutiques monomarca y también online, con un servicio personalizado a medida de cada cliente.